Algunas ideas para bodas en invierno

Hoy os presentamos un post muy invernal, con imágenes que apetecen ver ya que hemos dejado atrás estos meses tan calurosos.

Celebrar una boda en invierno puede ser mágica si atendemos a los detalles y la decoración ya que existen elementos muy característicos de esta estación que podemos utilizar. Sería como hablar de una boda temática, así que no nos podemos dejar ningún detalle atrás en la organización.

Para empezar, la novia ha de encontrar un diseño de manga larga preferiblemente. Nos gusta aconsejaros esta opción puesto que si elige uno sin mangas, tendrá la necesidad de llevar puesta una prenda de abrigo y esto evitará que luzca su vestido de novia. El novio iría igual vestido, da igual la época del año en la que se case.

Vamos ahora a describiros algunos de los elementos que nos parecen muy propios de invierno ideales para las bodas. En muchas ocasiones como vais a ver, es solo cuestión de elegir los colores adecuados o de encontrar aquello que se adapte a la perfección al momento y  teniendo en cuenta el evento que estamos celebrando.

Comenzamos con el ramo de la novia, la paleta de colores elegida es la clave en este caso. La combinación perfecta también de las flores cuyo resultado es elegante, propio para la ocasión, ideal para una novia que se case en invierno, ¿no os parece?

La tarta desnuda que tanto nos gusta para las bodas, está decorada con piñas y hojas conformes a la estación del año a la que nos estamos refiriendo y colocada en una rodaja de tronco de árbol.

Para las pequeñas damas, es ideal la capa aterciopelada que veis en la foto, en ese tono o cualquier otro, pero teniendo en cuenta que son niños, un color clarito es todo un acierto.

La decoración invernal del salón donde ofreceréis la comida o cena puede ser tal y como esta. Abusamos del blanco, tanto en la mantelería como en las velas y para los centros de mesa, varitas con flores que simulan que la nieve se ha posado sobre ellas. ¿Qué os parece?

Para regalar a los invitados, qué original ofrecer estos tubos de ensayo con sal rosa y pimienta. O si lo preferís, unas mantitas de tejido polar.

Mirad qué confeti más invernal, con él, colorearéis el suelo en blanco a modo de manto como si hubierais disfrutado de una gran nevada.

A altas horas de la madrugada, ¿a quién no le apetece un chocolate bien calentito con churros?

Hasta aquí nuestras propuestas para bodas en invierno. Esperamos os sirvan de inspiración.

Fotos: pinterest

00

Deja un comentario