Los preparativos para una boda que solemos olvidar

Cuántas cosas hemos de tener en cuenta cuando decidimos organizar nuestra boda, ¿no es cierto? Seguro que si vais a casaros en los próximos meses estaréis de acuerdo conmigo, por ello normalmente, se necesitan algunos meses previos al evento para llevarlo todo bajo control y no acarrear con demasiado estrés. Hemos de tener en cuenta que esta organización va ligada a nuestra rutina diaria, trabajo, etc.

Existen algunos preparativos básicos, indispensables que todos conocemos y que a groso modo son: tener el vestido de novia, traje del novio, ceremonia religiosa o por lo civil, lugar para la celebración, catering y haber avisado a los invitados. Bien, aunque todos estos apuntes son muy generales, hay ciertos detalles que muchas veces pasamos por alto y si los tenemos en cuenta desde un principio, pueden facilitarnos mucho la gestión. ¿Queréis saber de qué se trata?

  • Si tienes pensado cambiarte de vestido para la apertura del baile y la posterior fiesta, en el caso de que el vestido sea corto y hagas un baile movidito, considera llevar ropa interior adecuada, incluso venden culottes muy apropiados para casos como estos, así no se verá nada cuando la falda se levante demasiado. Ojo con la ropa interior en general.
  • Preparad un agradecimiento para los invitados haciendo hincapié en la familia es un detalle que gusta mucho, buscad el momento perfecto para recitarlo y organizarlo para que lo graben, será un recuerdo precioso.
  • Si habéis pensado partir para el viaje de luna de miel tras la boda, no olvidéis dejar la maleta hecha o casi lista, el día de la boda es largo y acabaréis seguramente muy cansados y a la mañana siguiente seguro que tenéis que hacer alguna gestión como por ejemplo el pago a proveedores. Preparar las maletas justo después de la boda puede llegar a ser un caos, teniendo en cuenta que os vais bastantes días y necesitáis llevar diversas cosas.
  • Aunque a la novia se le suele maquillar con productos resistentes al agua, el desgaste que sufre el maquillaje tras la ceremonia, donde se han escapado algunas lágrimas y se ha besado prácticamente a todos los invitados, es considerable. No olvides preparar un neceser para retocarte el maquillaje tras la ceremonia antes de irte a hacerte las fotos, lo agradecerás y las fotos también.
  • Es importante darle indicaciones al catering sobre posibles alergias o intolerancias de los invitados. Si hay alguna invitada embarazada o niños, que el menú esté indicado para ellos, no pueden quedarse sin comer.
  • Una vez se han casado los novios, los invitados quieren saludarles, hablar con ellos, felicitarles, darles la enhorabuena… no dais abasto para relacionaros y socializar y aunque parezca una obviedad, los minutos y las horas pasan y la boda se acaba. Indicarle al fotógrafo que este pendiente de reuniros para hacer las fotos familiares y con los diferentes grupos de amigos. No será la primera vez que se pasan por alto y cuando os entregan el reportaje, estas fotos no están.
  • Darle indicaciones a los invitados adicionales como pueden ser, informarle si hará frío por la noche en el lugar de la celebración, así irán provistos de alguna chaqueta que se la pondrán al caer la tarde, o si el terreno es abrupto y lo ideal es que lleven unos zapatos planos de repuesto… detalles de este tipo. Así conseguiréis que estén tan a gusto que no quieran marcharse.

Hasta aquí nuestras recomendaciones, ¿las habíais tenido en cuenta?

 

00

Deja un comentario