Cómo conseguir brillar en una boda si eres la invitada

Acertar cuando somos la invitada parece tarea fácil pero es cierto que no basta con elegir un vestido de fiesta adecuado, son muchos los factores que influyen para que realmente nos llame la atención una chica sin conocerla, cuando nos encontramos en una boda. En numerosas ocasiones, es cuestión de actitud, si, habéis leído bien, y de esto precisamente trata el post de hoy. El como nos comportemos, cómo nos expresemos, cómo andemos y la impresión que damos a los demás, son factores fundamentales a la hora de brillar como invitada.

La sencillez gusta y ser una misma, mucho más. Nunca trates de imitar a alguien porque no serás auténtica, así que cuando vayas de invitada a una boda, arréglate de acuerdo a esto, sé tu misma, de esta forma te sentirás cómoda.

No hace mucho oí que para ser atractivo hay que reunir tres características: autoestima, autenticidad y belleza física. La primera y la segunda la llevamos innata, pero para la tercera podemos esforzarnos y sacarnos el máximo partido.

Para que la piel luzca bonita el maquillaje tiene su función, pero si no tenemos bien preparada la piel y no sabemos aplicarlo, no sirve para nada. Te recomiendo que días antes de la boda te hagas algún tratamiento de limpieza de la piel, exfoliación e hidratación profunda y para el día en cuestión, si no eres una experta maquillándote, date el gusto de contratar a un profesional para que lo haga, ya verás que te encantará el resultado.

El vestido de fiesta como no, es parte fundamental en una invitada, elige bien los colores, que te favorezca y encaje con la temporada en la que se celebra la boda, que te quede bien adaptado al cuerpo, ni grande ni muy estrecho y cuidado con los vestidos excesivamente cortos y los escotes delanteros muy pronunciados ya que puede quedar muy vulgar. Si te gustan los escotes, mejor en la espalda.

Para los complementos, son tendencia los collares finitos, minimalistas, incluso quedan bonitos ponerse más de uno, si te decantas por esto, que los pendientes vayan acorde. Preferiblemente elígelos de color oro amarillo.

Recuerda: Las pamelas, sombreros, canotier… son para las bodas de día, para las bodas de tarde, opta por un bonito y trabajado peinado juvenil.

Aquí tienes algunas pautas para brillar como invitada cuando asistas a una boda, ¿las llevas a cabo? ¿cuáles son tus trucos para lucir radiante? Compártelo con nosotros dejando un comentario a continuación.

00

Deja un comentario