Trucos y consejos para asistir a una boda como invitada

Hay varias cosas a tener en cuenta si estás invitada a una boda, cuidando ciertos detalles lucirás radiante y no será necesario que lleves puesto el mejor de los vestidos, ni el más caro, ni el más impresionante. Teniendo en cuenta los trucos y consejos que vamos a darte a continuación, serás una de las invitadas 10 de la boda.

  • No llamar la atención en exceso. Antes de elegir atuendo y complementos para la boda, ten en cuenta la regla “menos es más”, de esta manera, tu foco se centrará en mostrarte elegante y seguro que buscas un look adecuado.
  • Respetar el protocolo. No elijas un vestido largo para asistir a una boda de mañana, de lo contrario, a una boda de tarde puedes ir de largo o de corto, como prefieras. Los sombreros, pamelas, canotier… son exclusivamente para bodas de mañana.
  • Cuida tus manos y tus pies. Aunque parezca una obviedad, los pequeños detalles cuentan, y mucho, así que no te pongas unas sandalias sin antes haberte hecho una pedicura y haber pintado tus uñas de un color que combine con el vestido, igualmente para las manos.
  • Equilibra el look. Si eliges un vestido muy sofisticado, los complementos han de ser muy sencillos, en tono liso, sin abalorios, igualmente ocurre con las joyas, ponte algo discreto y prescinde de collares y cadenas en el cuello.
  • Evita que se vea la ropa interior. Hoy en día la ropa interior es muy variada y hay formas de seleccionar aquella que no sea perceptible. Cuidado también con el color de la ropa interior pues no ha de transparentarse. Este punto es importante, si no lo tienes en cuenta, el resultado puede quedar vulgar.
  • Minifaldas no. Si lo tuyo son las minifaldas, perfecto, pero no te la pongas para una boda, no es elegante en absoluto. Aunque tengas unas piernas espectaculares, lo ideal es que la falda llegue por encima de la rodilla.
  • Cuidado con la crema autobronceadora. Es preferible asistir a una boda con nuestra piel pálida que con un tono anaranjado y no uniforme debido a la mala aplicación de la crema autobronceadora. Si este tema te preocupa mucho y la boda se celebra en los meses de otoño o invierno, elige un vestido con manga al codo o manga larga.
  • No eclipsar a la novia. Este último punto no es la primera vez que lo sacamos en el blog, pero es de suma importancia que no hagamos sombra a la novia en cuanto al color de tu vestido. No debemos elegir un vestido para asistir a una boda cuando somos la invitada, de color blanco, marfil, beige claro… el blanco o similar es exclusivo para la novia.

¿Hay alguno de estos trucos y consejos que hayas pasado por alto? Cuéntanos en comentarios.

00

Deja un comentario