Tendencias 2018. Lo que se lleva y lo que no en las bodas

Tanto si te casas en los próximos meses como si estás invitada a una boda, esta entrada te será muy útil, las bodas de antaño no tienen nada que ver con las bodas de ahora y seguramente seguirán evolucionando. Si quieres que nada te pille de sorpresa, que tu boda luzca elegante y estar a la última, no te pierdas los tips que vamos a comentarte a continuación.

Los ramos de novia sencillos, sin tanto adorno, con toques silvestres, en los que se incorporan ramas de eucalipto, son tendencia. ¿Te habías planteado crear un ramo de novia así? Tienes un ejemplo en la foto de portada.

Las invitaciones hechas con acuarela son total tendencia, existen diseños realmente bonitos en los que le añaden un toque de color y una tipología de letra muy especial ideal para las bodas.

Si tenéis pensado poner un pastel aunque sea a modo decorativo o para las fotos, los naked cakes son tartas muy vistosas, cubiertas de crema y normalmente decoradas con frutos rojos o frutas. En este post podéis ver diferentes tipos de estas tartas desnudas que seguro os encantarán y os servirán para inspiraros.

Hace algunos años solías encontrarte en las bodas parejas que combinaban el color del vestido de ella con la corbata de él. Si tu vestido era verde, el hombre que la acompañaba, la complementaba con una corbata verde en el mismo tono. Esta idea se encuentra un tanto desfasada, intenta evitarla.

Un NO rotundo a los peinados enlacados, elígelos más desenfadados, melena suelta bien trabajada, moños desechos o colócate algún complemento.

Para las bodas debes evitar las faldas excesivamente cortas, lo más corto que debes de llevarla es por encima de la rodilla, tampoco abuses de escotes exagerados y llamativos donde enseñes demasiado porque queda muy vulgar. Si te gustan los escotes y tienes una bonita espalda, elige un vestido con un escote en la espalda los cuales son muy elegantes.

Cada vez se estilan menos las típicas celebraciones de bodas en salones donde poco puede personalizarse el lugar, salvo elegir el color de la mantelería dentro de las opciones que te ofrece el catering y la vajilla, donde los invitados sólo ven paredes y techo. Si la fecha de la boda lo permite, celebra tanto el aperitivo como la comida o cena al aire libre utilizando para la decoración luces y flores, prueba con la decoración colgante, queda muy lucida y el entorno puede darte mucho juego.

Las diademas o turbantes para las invitadas son tendencia, decoran el cabello de forma sutil y puedes hacer una mezcla bastante interesante con el vestido en cuanto a colores se refiere.

Imagenes: pinterest

00

Deja un comentario