Errores a evitar al elegir el vestido de novia

Ya tenéis confirmada la fecha de la boda y la ilusión recorre vuestro cuerpo, tan solo quedan unos meses para el gran día, aquel en el que compartiréis risas, emociones y sentimientos con vuestros familiares y amigos, desprenderéis una felicidad incalculable, es vuestro día y hay que disfrutarlo al máximo.

Es el momento de ponerse manos a la obra para encontrar el vestido de novia pero ¡ojo!, debes evitar cometer algunos errores. Muy atenta a lo que vamos a contar a continuación.

Tener claro lo que quieres a la vez que te dejas asesorar

Todas las novias se imaginan cómo será su vestido de novia pero tienes que valorar cómo será la boda, si te casas por la Iglesia o por lo civil, si será una boda rústica, en la playa… Consulta diferentes revistas de novias con las últimas tendencias, visita diferentes tiendas para ver sus catálogos y probarte algunos vestidos, guíate por los consejos que te den, siempre recibidos de personas de confianza que te quieren, pero recuerda que después de todo este paseo, tú tienes la última palabra.

Ser flexible conservando la personalidad

Escucha las opiniones de los expertos y de las personas de confianza que tienes alrededor, es conveniente que no te reúnas de demasiadas voces ya que pueden llegar a confundirte. Recibe toda la información, quédate con lo más interesante y haz una selección. El vestido ha de identificarte.

Los complementos son importantes

A los complementos hay que darle la importancia que se merecen, si el vestido es más sencillo, opta por complementos que lo hagan lucir más si cabe y a la inversa. Si por ejemplo tienes pensado cambiar de vestido para la fiesta, piensa si la ropa interior sería necesaria cambiarla o si hay que prescindir del tocado que llevabas en la ceremonia. El calzado juega un papel muy importante si quieres disfrutar de tu día.

Tener en cuenta el presupuesto

Para no sentirte frustrada, cuando llegues a la tienda para ver vestidos de novia, informa a la dependienta de antemano del presupuesto con el que cuentas, de esta forma te enseñará vestidos que puedas permitirte y no se te irán los ojos a alguno con un precio prohibitivo para ti.

El vestido más caro no es el mejor

Existen vestidos preciosos a precios muy asequibles, ten esto en cuenta. Muchas veces estamos pagando la cantidad de tejido o el exceso de aplicaciones que hacen encarecerlo.

No sentirte cómoda con el vestido

Por mucho que intenten convencerte para que compres un vestido de novia determinado, no te dejes llevar si tú no te sientes cómoda con él. Tienes que verte guapa, sensual, ha de ser el vestido de tus sueños.

Conocer a la perfección tu cuerpo

Ganarás tiempo y sufrimiento si eres consciente de lo que te sienta bien y lo que no. Es más elegante prescindir de ciertos escotes o faldas que sabes que no son para ti, antes que elegir un vestido de última tendencia que te haga sentir disfrazada o en el fondo sepas que no es el tuyo.

¿Te has visto en alguna de estas situaciones? Deja un comentario a continuación.

00

Deja un comentario