Errores que cometemos al organizar una boda

boda

Cierto es que solemos organizar la boda con tiempo, sobre todo aquellas parejas que se casan por la Iglesia, han de reservar fecha con al menos un año de antelación. Este tiempo es ideal para madurar cómo queremos que sea la boda de nuestros sueños y concretar todos los detalles necesarios para que el resultado sea una boda perfecta.

Nos casamos una vez en la vida generalmente y claro, al no tener experiencia en este tipo de eventos, puede haber ciertos detalles que se escapen, lo que hay que intentar es no cometer errores graves que puedan jugarnos una mala pasada.

Hoy hablamos sobre algunos errores que cometemos al organizar una boda.

  • No elegir el vestido de novia de tus sueños. No hay excusa alguna para no elegir el vestido con el que siempre te habías imaginado, aquel que te haga sentir guapa y sensual, de lo contrario no estarás cómoda el día de la boda y puede que te arrepientas de la decisión que tomaste.

Para ayudaros a inspiraros, en este enlace podéis ver los vestidos de novia de la nueva colección.

Vestidos de novia Grupo Higar Novias

  • Sentar a los invitados en mesas. Es algo que suelen hacer la mayoría de los novios, pero tened en cuenta que para empezar es una tarea bastante tediosa, trabajosa y nos mantendrá ocupados hasta el día de antes de la boda, y de cara a los invitados, puede hacérsele pesado esperar sentados algunas horas mientras le sirven la comida o cena. Eso sin contar que estén a gusto en la mesa con las personas que les haya tocado coincidir.

Os proponemos dos alternativas que nos han gustado mucho, una de ellas es dar aperitivos fríos y calientes mientras los invitados están de pie, de esta forma, pueden moverse y charlar con quien les apetezca y solo sentarlos en mesas para ofrecerles el plato principal y el postre, pero en este caso cada uno se sentará dónde quiera y con quien quiera.

Otra opción es ofrecer aperitivos fríos y calientes, algunos de ellos más contundentes y colocar mesas y sillas para que los invitados puedan hacer uso de ellas, en este caso, no sentaremos a los invitados en mesas, toda la comida o cena será de pie. El postre se dará de la misma forma o poniendo un bufé de postres para que cada uno se sirva.

  • Pensar que aguantaré toda la noche sin cambiarme los zapatos. Llévate unos de repuesto sin dudarlo, el día es largo y es preferible estar a gusto.
  • No hacer prueba de maquillaje y peinado. Es un error no hacerte la prueba y probar suerte el día de la boda cuando los nervios están a flor de piel y el tiempo apremia. Incluso cuando la prueba termine y estés contenta con el resultado, hazte fotos para enseñársela al maquillador y peluquero el día de la boda y lo haga tal cual.
  • ¿Algún invitado con alergia alimentaria? Si algún invitado te informa que sufre de alguna alergia o intolerancia a algún alimento, no olvides informar al catering.
  • No descansar el día antes de la boda. Existen muchos días y oportunidades para organizar fiestas, barbacoas o salir de copas con los amigos y la familia los días previos y posteriores a la boda, pero evitar hacerlo el día antes. Si llegáis descansados lo disfrutaréis mucho más.
  • Dejar la elección de cada detalle de vuestra boda en manos de los proveedores. Dejadles claro a cada uno de ellos cómo queréis las cosas, qué os gusta y qué no, para que así no haya sorpresas.
  •  No delegar el día de la boda. Este es uno de los errores más comunes. Hemos tenido tiempo de organizar todo al detalle los meses previos y también hemos de tener tiempo para pensar en alguien que nos dé total confianza, esté al tanto del evento y sea capaz de solucionar algún problemilla que pueda surgir. Los novios el día de la boda tienen la única misión de disfrutar.
  • Luna de miel. Hay que hacer el viaje que realmente deseamos. Que ni el dinero ni la falta de días disponibles nublen esta experiencia tan maravillosa que viviremos en compañía de nuestra pareja.

¿Has tenido en cuenta estos errores ahora que estás organizando tu boda?

Imagen: Pinterest

00

Deja un comentario